Me opongo o lo avalo. Acción o inacción.
Tomo la decisión y estoy listo a argumentar.
Pero a casa nadie viene a preguntar.

Foto de Sasha Freemind

De la silla anclado. No es hilo es un clavo.
Me pesa la pereza y me ata la plata.
De todo aislado, así fue mi pasado.
Sólo el sonido de afuera, me llama y desvela.
En sueños oigo el futuro, me habla y me apuro.
La duda me detiene y el miedo me duele.
Cuesta pero intenta, mi espíritu la apuesta.
Despolvo mi valor. Desconcierto supero mi temor.
Un paso y el otro. Lo logro de a poco.
Con susurros a lo lejos, la silla me llama de regreso.
La comodidad y lo conocido, qué difícil se hace mi camino.
Y oigo otra vez, aquello que me habló una vez.
-Del pasado aprender para el futuro poder ver.
En el presente andar para tus sueños caminar-
Cierro mis ojos, suspiro y aflojo.
Un paso y el otro. Yo ya soy otro.

Foto de Stijn Dijkstra

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: