Me piden una opinión y no la tengo.
Quieren saber qué siento y callo.
Exigen una postura y lo rechazo.
Sentencian elegí y grito basta.
En casa, cómodo y calentito,
sin darme cuenta, ya estoy eligiendo.

Foto de Alexy Almond

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: