Mi hijo me pregunta por qué callé cuando hizo falta que hablara.
Lo miré sorprendido y, otra vez, me ganó el silencio.

Foto de JESHOOTS.COM

Me opongo o lo avalo. Acción o inacción.
Tomo la decisión y estoy listo a argumentar.
Pero a casa nadie viene a preguntar.

Foto de Sasha Freemind

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: