Caricias

Caricias en el sillón de terciopelo. Qué lindas tus manos por mi pelo.
Te rodeo con mis brazos en un tierno abrazo.
Susurros al oído. De tu encanto caigo derretido.
Pero el cuarto está vacío con silencio sombrío.
Me paraliza el recuerdo, lo inmóvil de tu cuerpo.
Como un río fluyendo, veo tu sangre corriendo.
Adelanto la mano pero en vano. Ya no estás a mi lado.

Foto de Cotton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: